ESTRONGILOIDIASIS PEDIÁTRICA: ENFERMEDAD DESATENDIDA Y SUBESTIMADA

  • María Alexandra Arévalo Cuntrera
  • Neiva Michell Arévalo Rojas
  • Karen Bolívar Gil
  • Carlos Fragachán Khalil
  • Daniel García Morante
  • Gabriel González Suarez

Resumen

La estrongiloidiasis es una antroponosis causada por nemátodos, enfermedad tropical olvidada; ha infectado entre 30-100 millones de personas mundialmente. En el 2010, en Venezuela se reportó una prevalencia de 85% en menores de 10 años de áreas hiperendémicas. Esta parasitosis se caracteriza por un amplio espectro clínico, desde pacientes asintomáticos hasta hiperinfección y cuyo tratamiento de elección es la Ivermectina. En este caso se presenta un escolar femenino que tras la estadía en playa del litoral, evidenció múltiples lesiones pruriginosas en miembros inferiores y exantema en tronco, tos seca nocturna, posteriormente sintomatología gastrointestinal inespecífica, pérdida de peso, fiebre y cefalea. Examen físico: hepatomegalia y epigastralgia. Paraclínicos: eosinofilia (40%), cristales de CharcotLeyden en examen simple de heces. El método de Baermann, reportó larvas de Strongyloides stercoralis por lo que fue tratada con 8 mg de Ivermectina por dos días, evolucionando satisfactoriamente. Así, este caso representa un reto diagnóstico por la sintomatología inespecífica y dificultad para detección en los exámenes de rutina, aquí la importancia de reconocer factores de riesgo que orienten la sospecha epidemiológica de esta parasitosis subestimada, con elevada prevalencia.

Palabras Clave: Estrongiloidiasis, eosinofília, pediatría

Citas

Siddiqui A, Berk S. Diagnosis of Strongyloides stercoralis Infection. TRAVEL MEDICINE CID [Internet]. 2001 [Citado el 28 de Junio 2014]; 33: 1040-1047. Disponible en: http://www.iacld.ir/DL/elm/diagnosisofstrongyloidesstercoralisinfection.pdf

Chacón N, Durán C, Rossomando MJ. Factores predictivos de infección para estrongiloidosis en pacientes procedentes de áreas urbanas. Bol Venez Infectol 2010; 21(1): 6-12.

Bethony j, Brooker S, Albonico M, Geiger SM, Loukas A, Diemert D, et al. Soil-transmitted helminth infections: ascariasis, trichuriasis and hookworm. Lancet 2006; 367: 1521.

Zonta ML, Navone G, Oyhenart, E. Parasitosis intestinales en niños de edad preescolar y escolar: situación actual en poblaciones urbanas, periurbanas y rurales en Brandsen, Buenos Aires, Argentina. Parasitol Latinoam 2007; 62: 54-60.

Corti M, Villafañe MF, Trione N, Daniel R, Abuín JC, Palmieri O. Infección por Strongyloides stercoralis: estudio epidemiológico, clínico, diagnóstico y terapéutico en 30 pacientes. Rev Chil Infect 2011; 28 (3): 217-222.

Cassali L, Solis L, Quirós J. PRESENTACIÓN DE CASO: ESTRONGILOIDIASIS DISEMINADA: AÚN EXISTEN LAS PARASITOSIS EN COSTA RICA Y PUEDEN CAUSAR LA MUERTE. Medicina Legal de Costa Rica 2011; 28(2): 77-82.

Hernández F.Strongyloides stercoralis: Un parásito subestimado. Parasitol día v.25 n.1-2 Santiago ene. 2001.

Carrada T. Strongyloides stercoralis: Ciclo vital, cuadros clínicos, epidemiología, patología y terapéutica. Rev Mex Patol Clin 2008; 55(2): 88-110.

Khieu V, Srey S, Schär F, Muth S, Marti H, Odermatt P. Strongyloides stercoralis is a cause of abdominal pain, diarrhea and urticaria in rural Cambodia. BMC Research Notes 2013; 6: 200-210.

Pocaterra L, et al. Prevalencia de estrongiloidiasis en niños y sus características clínicas. Acta Científica Estudiantil UCV. Agosto 2014. Disponible en: http://www.actacientificaestudiantil.com.ve/volumenes/ suplementarios/peei_14/peei_14_08.pdf

Keiser P, Nutman T. Strongyloides stercoralis in Inmunocompromised Population. ClinMicrobiol Rev. Enero 2004; 17(1): 208-217.

Buonfrate D, Requena-Mendez A, Angheben A, Muñoz J, Gobbi F, Van Den Ende J, et al. Severe strongyloidiasis: a systematic review of case reports. BMC Infect Dis 2013; 13: 78-88.

Elías L, Angulo E. Eficacia de la ivermectina en el tratamiento de ni- ños colombianos parasitados por Strongyloides stercoralis. Biomedica 2004; 24: 33–41.