Manifestaciones otorrinolaringológicas en pacientes con COVID-19

  • Bryan Andrés Orellana Tapia UCACUE

Resumen

La situación por la que atraviesa el mundo en el contexto del COVID-19 hace necesaria la realización de estudios científicos que brinden información oportuna para mejorar la comprensión de esta enfermedad, de esa manera es de vital importancia investigar más para que múltiples dudas sean resueltas, así como para brindar una mejor atención a los pacientes.

Es importante hacer un énfasis en las manifestaciones otorrinolaringológicas, ya que de esta manera se puede realizar un diagnóstico oportuno y precoz de la enfermedad.  Una investigación realizada en 237 pacientes con COVID-19 obtuvo como resultado que el 73% presentó anosmia antes de su diagnóstico y en el 26,6% fue el síntoma inicial (1). Similares resultados obtuvo un estudio multicéntrico europeo, que reportó alteraciones del olfato y gusto en el 85,6% y 88% de casos respectivamente (2). Freni y cols (3) en su estudio con 50 pacientes con diagnóstico confirmado presentaron manifestaciones clínicas parecidas con alteración del sentido del gusto, ojos secos, alteración en el olfato, molestias auditivas, anosmia, xerostomía y disgeusia. Tomando como referencia a los estudios antes mencionados la anosmia es un síntoma inicial de la enfermedad, por tal motivo, se recomendaría preguntar al paciente al momento de la consulta si tiene alguna alteración en el olfato. Por otra parte, El-Anwar y cols (4) en su estudio con 1773 pacientes con COVID-19 reportó que la manifestación otorrinolaringológica más frecuente fue el dolor de garganta (11,3%) seguido de cefalea (10,7%).

Acorde a la evidencia antes mencionada, es fundamental considerar a las alteraciones sensitivas del olfato y el gusto como datos indicadores iniciales de la enfermedad, puesto que la incidencia de esta sintomatología se ha elevado considerablemente (5)(6). Además, se debe tomar en cuenta que la manifestación otorrinolaringológica más frecuente de acuerdo al estudio de El-Anwar y cols (4) es el dolor de garganta, por tal motivo, se recomendaría que a todo paciente con dolor de garganta, analizando el contexto epidemiológico, se le realice una anamnesis exhaustiva, así como un examen físico correcto con el fin de descartar COVID-19.

Al conocer que el dolor de garganta y que los trastornos gustativo-olfatorios se han presentado en pacientes con COVID-19 influirá positivamente en la sospecha clínica que oriente a un diagnóstico precoz por parte del personal de salud, principalmente en aquellos que se encuentran realizando triage. 

Publicado
2020-12-30