INFECCIONES OPORTUNISTAS EN INDIVIDUOS VIH + HOSPITALIZADOS. HOSPITAL VARGAS DE CARACAS. 2005- 2006


Opportunistic Infections in hospitalized individuals HIV+. Hospital Vargas of Caracas, 2005 – 2006


Carolina Franco Ricart 1, Hilariolyn Ferrer Chirinos 1, Leopoldo Sánchez 2, José Félix Oletta Pimentel 3, 4
SOCIEM-UCV (Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de la Universidad Central de Venezuela)
1 Estudiantes de Medicina Humana, Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela
2 Profesor de la Cátedra de Salud Pública, Escuela de Medicina José María Vargas, Universidad Central de Venezuela.
3 Médico Internista Hospital Vargas de Caracas.
4 Profesor de la cátedra de Clínica Médica B, Escuela de Medicina José María Vargas, Universidad Central de Venezuela.


RESUMEN


Objetivo: Describir la frecuencia de infecciones oportunistas y determinar cual es la más frecuente en pacientes VIH+ del Hospital Vargas de Caracas durante el período 2005 – 2006. Diseño: Estudio descriptivo, transversal, retrospectivo y observacional. Lugar: Hospital “José María Vargas” de Caracas, Venezuela. Participantes: Pacientes ingresados con historia de VIH+ e infección oportunista. Intervención: Revisión de Historias Clínicas de archivo entre los años 2005-2006. Principales medidas de Resultados: Porcentajes y Medidas de Tendencia Central, tabuladas en una base de datos con ayuda del programa Microsoft Excel 2003 para Windows ®. Resultados: Se revisaron 120 historias; 83 cumplían con los criterios de inclusión. El promedio de edad fue 36,87 años; 59,04% correspondían al sexo masculino y 40,96% al sexo femenino. El 44,4% fueron infecciones respiratorias, 31,88% infecciones del SNC. Las infecciones más frecuentes: 24,64% Mycobacterium tuberculosis, 19,87% Toxoplasma gondii, 15,94% Candida albicans y 10,14% Pneumocystis jiroveci. En el 63,86% de los casos se encontraron dos o más infecciones simultáneas. El 64% de estos pacientes recibía tratamiento y el 46% era heterosexual no promiscuo. Conclusiones: Las alteraciones respiratorias constituyen la infección oportunista más frecuente en pacientes VIH+.
Palabras clave: VIH positivo, infecciones oportunistas.


ABSTRACT


Objetives: To describe the frequency of opportunistic infections and determine which is most common in HIV + Vargas Hospital of Caracas during the period from 2005 to 2006. Design: A cross, retrospective, observational study. Setting: Hospital "José María Vargas" in Caracas, Venezuela Participants: Patients with diagnosis of HIV+ and opportunistic infections. Interventions: Review of clinical histories from the archives between 2005 to 2006. Main outcomes measures: Percentages and measures of central tendency tabulated and processed in Microsoft Excel 2003 for Windows ®. Results: 120 records were reviewed, 83 met the inclusion criteria. The average age was 36.87 years, 59.04% were males and 40.96% females. 44.4% were respiratory infections, 31.88% of the CNS infections. The most common infections: 24.64% Mycobacterium tuberculosis, Toxoplasma gondii 19.87%, 15.94% and 10.14% Candida albicans Pneumocystis jiroveci. In 63.86% of the cases were two or more simultaneous infections. 64% of patients receiving treatment and 46% were not promiscuous heterosexual. Conclusions: Respiratory disorders are the most common opportunistic infection in HIV patients.
Key Words: HIV, opportunistic infections


INTRODUCCION


El primer caso reportado de síndrome de inmunodeficiencia adquirida ocurrió en los Estados Unidos el año 1981 cuando el CDC (Centre for Disease Control and Prevention) comenzó a observar la aparición de neumonía por Pneumocystis jiroveci en 5 varones homosexuales previamente sanos. No obstante, fue en 1983 cuando se aisló el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) a partir de un paciente con adenopatías linfática y en el año de 1984 se asocia el SIDA con el VIH 1. La infección por VIH se ha convertido en una verdadera pandemia a lo largo de los años y a pesar de los grandes avances en las medidas de prevención y terapéutica, el padecimiento de la infección por VIH/SIDA sigue siendo alarmante a nivel mundial. Según el reporte de la ONUSIDA para el 2006 la situación mundial es crítica y el número de personas infectadas sigue en ascenso. Un total de 39.5 millones de personas viven infectados con VIH, es decir, 2,6 millones de personas más que en el 2004. En América Latina los mayores números de casos se hallan en los países más poblados: Argentina, Brasil, Colombia y México; y, en países como Chile y Venezuela la prevalencia es muy baja2. Esta situación, es realmente preocupante, ya que, la infección por el virus trae consigo el deterioro del sistema inmune lo que causa en el paciente afectado múltiples manifestaciones y lo predispone a infinidad de complicaciones3. Con la inserción del tratamiento antirretroviral de gran actividad (TARGA) a la industria farmacéutica, se ha observado una disminución en las complicaciones y gran mejoría en la calidad de vida de los pacientes afectados4. Aún así, las infecciones oportunistas siguen manifestándose, continúan siendo la principal complicación y constituyen uno de los principales motivos de consulta, hospitalización e incluso muerte; y es que con el uso del TARGA se tienen nuevas formas de infección 5, 6 y nuevas entidades clínicas como el síndrome de reconstitución inmunológica cuyas manifestaciones pueden ser severas. El TARGA llega a Venezuela en 1999 y actualmente Venezuela es el tercer país que ofrece el tratamiento totalmente gratuito.7 Las infecciones oportunistas son aquellas causadas por microorganismos que habitualmente no provocan enfermedad. Las más frecuentes en nuestro medio son la tuberculosis pulmonar, la toxoplasmosis cerebral, la criptoporisiosis, la isosporidiasis, la candiasis orofaríngea, la neumonía por P carinii, criptococosis, e infección por Citomegalovirus. Se comportan de forma diferente según la región y depende de la prevalencia de los agentes patógenos en el medio ambiente, factores ecológicos y de comportamiento que dan por resultado mayor o menor exposición a estos agentes.8 A pesar de la alta incidencia y la marcada tendencia que tienen estos pacientes a padecer de infecciones oportunistas, existen pocas investigaciones específicas sobre el tema. Sin embargo, se sabe que en Venezuela existe una alta prevalencia de tuberculosis asociada a VIH, así como también candidiasis8. Otras infecciones frecuentes, pero que se presentan en menor proporción son criptosporidiosis, microsporidiosis e isosporidiosis. El objetivo de este estudio fue describir la frecuencia de infecciones oportunistas y determinar cuál es la más frecuente en pacientes VIH+ del Hospital Vargas de Caracas durante el período 2005 – 2006. 


MATERIAL Y METODO


Estudio descriptivo, transversal, retrospectivo y observacional, en donde el universo correspondía al total de pacientes VIH positivos que se atendieron en el Hospital Vargas de Caracas, Venezuela; durante los años 2005 y 2006 (439 hospitalizaciones por VIH/SIDA) de los servicios de Medicina 2, 3, 4, 5, 6 y 7. La muestra incluía todos los pacientes en cuya historia clínica estuviese dado el diagnóstico de VIH positivo y para el período de estudio tuviese una infección oportunista. Se excluyeron aquellos casos en el que la historia clínica estuviese extraviada o la misma no representaba un ingreso por infección oportunista. Se diseñó un formulario de recolección de datos, donde se analizaron las variables de estudio: sexo, edad, tiempo de diagnóstico, tratamiento, hábitos sexuales, motivo de consulta, infección oportunista, número de agentes aislados, tiempo de hospitalización, muerte. Se revisaron 120 historias clínicas del Departamento de Archivo del Hospital Vargas de Caracas previó muestreo al azar simple, con un 95% de confianza. Las variables fueron tabuladas y procesadas en sistema computarizado Excel, y el análisis de datos se efectúo por medio de Porcentajes, Medidas de Dispersión Estándar y Medidas de Tendencias Central.


RESULTADOS


Se revisaron un total de 120 historias; de las cuales 83 cumplían con los criterios de inclusión. El número de pacientes VIH+ que se hospitalizaron con VIH durante el periodo estudiado fue de 439, lo que corresponde al 7,18% del total de hospitalizaciones; 7.2% en el año 2005 y 6.6% en el año 2006. La edad promedio de los pacientes estudiados fue de 36,87 años, de los cuáles 59,04% correspondían al sexo masculino y 40,96% al sexo femenino. El promedio en años del tiempo de diagnóstico de la población en estudio fue de 4,1. Un 64% de los casos recibía tratamiento antirretroviral y un 46% era heterosexual no promiscuo. En 44% de los casos el motivo de consulta fue por alteraciones del sistema respiratorio; seguido de 36% para las alteraciones del Sistema Nervioso Central. El 25% de los motivos de consulta por alteraciones respiratorias fue dificultad respiratoria. En cuanto a las alteraciones del Sistema Nervioso Central predominan las convulsiones con 18,75%. El 25% tenía infección por Mycobacterium tuberculosis, 20% infección por Toxoplasma gondii, 16% infección por Candida albicans, 10% infección Pneumocystis jiroveci y 9% infección Histoplasma capsulatum, En 63, 86% existía dos o más infecciones simultáneas. El tiempo de hospitalización promedio fue de 14. 42 días y el 92% de los casos estudiados no falleció.

Ver Tabla 1 


DISCUSION


El número de pacientes hospitalizados con diagnóstico de VIH corresponde al 7.2% en el año 2005 y al 6.6% en el año 2006, lo que convierte esta afección en primera y segunda causa de hospitalización en este centro de salud respectivamente. El promedio de edad era 36,87 años; lo que sobrepasa, ligeramente a lo reportado por Acosta Tabares y col9, que en el 2005 determinaron que el promedio de edad de pacientes infectados era de 34,3. Al mismo tiempo, Coralith García y col indican que el promedio de edad de los pacientes en cuestión es de 34,5 años10. De esta manera, se observa que aunque las cifras varían entre un estudio y otro; las tendencias se mantienen en un rango muy estrecho que no llega a los 40 años de edad. El 59,04% correspondió a pacientes del sexo masculino y el 40,96% al sexo femenino; esto coincide con el último informe sobre la “Situación de la Epidemia de SIDA” 2006 de ONUSIDA y la Organización Mundial de la Salud; donde señalan que la infección en el sexo femenino va en ascenso; elemento que es alarmante puesto que significa un aumento de casos en niños2. El 46% de los pacientes era heterosexual no promiscuo; lo que no concuerda con los datos aportados por Salas Maronsky y Campos Marrero, que en el 2004 señalaron que el grupo de mayor riesgo estaba constituido por homosexuales11. Sin embargo, coincide con el reporte de ONUSIDA en el año 2006 donde también señalan a los heterosexuales como principales portadores de la infección. Esto se debe posiblemente a la falta de información sobre la epidemia y a la falta de uso de preservativos como el condón. En un estudio realizado en el Hospital Universitario de Caracas, con 115 pacientes; 86% tenía menos de 5 años de diagnosticada la enfermedad y presentaban lesiones dermatológicas; de las cuales la mayoría estaba representada por infecciones oportunistas12. En el presente estudio la tendencia se mantiene, ya que el promedio en años del tiempo de diagnóstico es de 4.1. El 64% de la población estudiada recibía tratamiento antirretroviral; este dato se asemeja a lo reportado por Benito Urdaneta y col, en el 2005 donde en su estudio describieron que 60,42% de las personas estudiadas con lesiones bucales recibían tratamiento antirretroviral13. Así mismo, Bastos y col. en el año 2002, luego de un estudio con 115 pacientes, señalaron que los antirretrovirales no tuvieron influencia alguna en la aparición de lesiones dermatológicas12. El hecho de que el paciente padezca de una infección oportunista aún bajo tratamiento antirretroviral, parece estar relacionado con un síndrome de reconstitución inmunológica o respuesta paradójica como también se le conoce; que consiste en la aparición de una variedad de condiciones que se manifiestan cuando los pacientes inician el tratamiento.14 Esta reacción es consecuencia de la restauración de la capacidad del huésped para dar una respuesta inmune eficiente a los diferentes antígenos infecciosos y no infecciosos15. Su incidencia aún no está clara pero se estima que está entre 10% - 25% de los pacientes que reciben tratamiento antirretroviral de gran actividad14, 16. Los principales factores de riesgo incluyen recuento de células CD4 por debajo de 50 células/ml antes de comenzar el tratamiento, alta carga viral antes de la terapia, infección oportunista activa o subclínica, inicio del tratamiento antirretroviral próximo al diagnóstico e inicio del tratamiento de infecciones oportunistas17. Se pone de manifiesto mediante cuadros de respuesta inflamatoria que no se observarían en el contexto de una inmunodeficiencia avanzada. Las infecciones que se presentan en este síndrome son, por lo general de tipo reactivas18, 19; siendo la más común la tuberculosis; ya que representa el 33% de los pacientes que padecen el síndrome. En este caso se observa empeoramiento de los síntomas propios de la enfermedad y la aparición de fiebre sin focos de infección.20 En nuestro estudio la infección que predominó fue precisamente la causada por Mycobacterium tuberculosis; sin embargo no se especificó el tipo de infección; ya que este tipo de datos no siempre están contenidos en las historias clínicas. No obstante, considerando el porcentaje importante de pacientes bajo tratamiento y con infecciones oportunistas, inferimos que eso es lo que puede estar ocurriendo en la mayoría de los casos; así como también resistencia al tratamiento. En los datos publicados por Dimas Hernández en el 2002, la mayor prevalencia la constituye la infección por Candida albicans, seguido de Pneumocystis jiroveci, Histoplasmosis, tuberculosis y toxoplasmosis cerebral8. En contraste con esto, diferentes estudios demuestran que la infección oportunista más común es causada por Mycobacterium tuberculosis21. De hecho así queda demostrado en el presente estudio donde, el 25% de los pacientes predominó la infección por Mycobacterium tuberculosis, seguido de Toxoplasma gondii con 20%, Candida albicans con 16%, Pneumocystis jiroveci con 10% e Histoplasma capsulatum con 9% Las infecciones oportunistas, principalmente las de tipo bacteriana, raramente se presentan solas21. El 63% se encontraron dos o más infecciones simultáneas; lo que indica que las infecciones múltiples predominan sobre las infecciones únicas. En lo publicado por Dimas Hernández en el año 2002 en dos series de casos diferentes; se observó que en la primera serie (1985 – 1993) se refleja que 72% de los pacientes padecía dos o más infecciones simultáneas; mientras que en la segunda serie (1994 – 1997) muestra que 45% de los pacientes evaluados padecía dos o más infecciones simultáneas8. En un estudio realizado en el año 2000 por Vásquez y Rosario, se demostró que 46,6% de los pacientes infectados fallecieron22. En el presente estudio, se pudo notar que el 92% de los casos no falleció. Probablemente, esto sea resultado del uso del tratamiento antirretroviral, que si bien no pareciera prevenir totalmente el padecimiento de infecciones oportunistas, aparentemente aminora sus secuelas. Se concluye que las alteraciones respiratorias constituyeron la infección oportunista más frecuente en pacientes con VIH+ y que el agente infeccioso más frecuente fue Mycobacterium tuberculosis.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Fauci A, Clifford L. Enfermedad por el virus de inmunodeficiencia humana: Sida y procesos relacionados. En: Kasper Dennos L. Harrison, Principios de Medicina Interna. 16° ed. México: McGraw – Hill Interamericana; 2005. p. 1194 – 1265.

2. Organización Mundial de la Salud, ONUSIDA. Situación de la Epidemia de SIDA. Informe de ONUSIDA la Organización Mundial de la Salud. Ginebra: OMS ONUSIDA; 2006.

3. Pedrique de Aulacio M. ¿Qué es el SIDA? Un problema de Todos. Caracas, 1997.

4. Carabone M, Rubio A, Salomón H. Resistencia a drogas antirretrovirales. Centro Nacional de referencia para el SIDA. Buenos Aires: 2005. Serie de informes técnicos: 7.

5. National Institute on drug abuse. HIV/AIDS. Informe de NIDA. USA: Nacional Institute of Health; 2006.

6. García M, Pérez Lina, Franco M, Reyes G. Infecciones Oportunistas pulmonares en pacientes con infección por el virus de inmunodeficiencia humana del Instituto Nacional de Infecciones Respiratorias, 1991 – 2001.Rev Inst Nal Enf Resp (Mex). 2003; 16 (1): 6 – 10.

7. Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e información [En linea]. Caracas: Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e información; 2008. Disponible en: http://minci.gob.ve/noticias/1/184596/venezuelaterc er_pais_del.html. [Actualizada: 13 Oct 2008; Consulta: 21 Dic 2008].

8. Hernández D. Infecciones por oportunistas y neoplasias en hombres y mujeres con SIDA. En Hernández Dimas. La infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH): estudio descriptivo y experimental del compromiso de órganos y sistemas, infecciones y neoplasias. Caracas, Venezuela: Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico; 2002. p. 19 – 49.

9. Tabares A, Fernández S. Estudio de Micoplasma spp en pacientes VIH/SIDA con síntomas respiratorios. En: XII Congreso de la Asociación Venezolana de Infectología. Caracas, Venezuela. 2005. p. 1.

10. García C, Rodríguez E, Do N, López de Castilla D, Terashima A, Gotuzzo E. Parasitosis Intestinal en paciente con VIH SIDA. Revista de Gastroenterología [Artículo en línea] 2006; 26 (1): 21 – 24. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/pdf/rgp/v26n1/a03v26n1.p df. [Consulta: 28 Dic 2007]

11. Salas Maronsky H, Campos Marrero J. Estimación y proyección del VIH/SIDA en Venezuela. En: II Encuentro Nacional de Demógrafos y Estudiosos de la Población. Caracas, República Bolivariana de Venezuela; 2004. p. 4 – 20.

12. Bastos A, González N, Montes de Oca I. Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida: Frecuencia y etiología de manifestaciones dermatológicas. Rev. Med Int (Caracas). 2002; 18 (1). P. 1- 26.

13. Acta Odontológica [En línea]. Caracas: Acta Odontológica; 2004. De Benito Urdaneta Mariluz, Benito Urdaneta Marisol. Manifestaciones bucales en pacientes VIH positivos y su relación con valores de linfocitos cd4. Disponible en: http://www.actaodontologica.com/ediciones/2007/2/ manifestaciones_bucales_pacientes_vih_positivos.asp. [Consulta: 17 May 2007].

14. Gutiérrez Rodríguez R. Síndrome de reconstitución inmunológica. [Monografía en Internet] Perú: Facultad de Medicina Universidad Peruana Cayetano Heredia; 2006. Disponible en: http://www.upch.edu.pe/tropicales/telemedicinatarga /REVISION%20DE%20TEMAS/SRI%20final.pdf. [Consulta: 26 Dic 2007]

15. De la Torre Lima J, Del Arco Jiménez A, Prada Pardal J, Aguilar García J. Síndrome de reconstitución inmune en pacientes con VIH. Estudio prospectivo de una serie de casos. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica [Artículo en línea] 2006 octubre; 24(8): 536 – 537. Disponible en: http://db.doyma.es/cgibin/ wdbcgi.exe/doyma/mrevista.fulltext?pident=1309 2477. [Consulta: 28 Dic 2007]

16. Murdoch D, Venter W, Van Rie A, Feldman C. Immune reconstitution inflammatory syndrome (IRIS): review of common infectious manifestations and treatment options. AIDS Research and Therapy [Artículo en línea] 2007 mayo; 4 (9). Disponible en: http://www.aidsrestherapy.com/content/4/1/9. [Consulta: 27 Dic 2007]

17. Surjushe AU, Jindal SR, Kamath RR, Saple DG. Inmune reconstitution inflammatory symdrome. Indian Journal of Dermatology Venereology and Leprology [Artículo en línea] 2006; 72 (6): 410 – 414. Disponible en: http://www.ijdvl.com/article.asp?issn=0378- 6323;year=2006;volume=72;issue=6;spage=410;epa ge=414;aulast=Surjushe. [Consulta: 27 Dic 2007]

18. Timely Topics in Medicine. SIDA, Infecciones Oportunistas [En línea]. Barcelona: Proas Science; 2007. Disponible en: http://www.ttmed.com/sinsecc.cfm [Actualizado: 10 Ago 2007; Consulta: 12 Ago 2007]. 19.

19. Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH [En línea]. Barcelona: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH; 2007. De Hernández Juanse. Tratamiento del síndrome inflamatorio de reconstitución inmunológica en personas con VIH. Disponible en: http://gttvih. org/actualizate/la_noticia_del_dia/06-02-07. [Consulta: 10 Ago 2007]

20. Jurado Jiménez R, Camacho Espejo Á, Rivero Román A. Síndrome de Reconstitución Inmune. En: Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas, editor. La Infección por VIH: Guía Práctica. 2da ed. Andalucía: SAEI; 2003. p. 491 – 496.

21. Marcano Lozada M, Andrade Pineda R, Landaeta Martínez J, Montes de Oca J. Infecciones Bacterianas asociadas a infección VIH/SIDA. VITAE [Articulo en línea]. 2003 octubre – diciembre; (17). Disponible en: http://caibco.ucv.ve/caibco/CAIBCO/Vitae/VitaeDiecis iete/Articulos/Infectologia/ArchivosHTML/Introduccio n.htm. [Consulta: 4 Ago 2007]

22. Vásquez LR, Vásquez LC, Rosario LE. Situación epidemiológica del síndrome de inmunodeficiencia adquirida en el estado Trujillo, Venezuela, 1990 – 2000. Revista de Sociedad Venezolana de Microbiología [Artículo en línea]. 2001; 21 (2). Disponible en: http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_artte xt&pid=S1315- 25562001000200009&lng=en&nrm=iso. [Consulta: 2 Ago 2007] Correspondencia: Carolina Lissette Franco Ricart Correo_e: clfr_18@hotmail.com Manuscrito recibido: Octubre 2008 Aceptado para publicarse: Diciembre 2008


Correspondencia: Carolina Lissette Franco Ricart

Correo_e: clfr_18@hotmail.com

Manuscrito recibido: Octubre 2008

Aceptado para publicarse: Diciembre 2008
Correspondencia:
Carolina Lissette Franco Ricart
Correo_e: clfr_18@hotmail.com
Manuscrito recibido: Octubre 2008
Aceptado para publicarse: Diciembre 2008